• Arturo Castro

Un Barca vs Madrid insípido pero siempre entretenido



AMBOS TUVIERON OCASIONES PARA LIQUIDAR EL PARTIDO PERO NO PUDIERON Y PARECEN LEJANOS A PODER SER LOS CANDIDATOS EN EUROPA


Ayer vivimos una edición más del clásico español, ese que divide al mundo y que enfrentaba a los mejores equipos del mundo en un verdadero espectáculo en el Camp Nou pero algo fue diferente, parecía que faltaba algo, porque a pesar de que el partido fue entretenido no fue como siempre, que nos tiene acostumbrados a ser un verdadero deleite lleno de fútbol y puede que las circunstancias de este hayan mermado un poco.


El escenario era inmejorable, los dos equipos empatados en primer lugar, con 35 puntos y solo dos goles de diferencia entre los dos, parecía que venían tomando ritmo, por el lado del Barcelona veíamos a un Messi enchufado como ya desde hace unas fechas y del lado del Madrid veíamos a un equipo que cada vez se ve mejor como conjunto a pesar de la lesión de Hazard, pero con un Benzema enchufadísimo, era la receta perfecta.


El partido empezó expectante y en los primeros minutos se vio mejor al Madrid, que tuvo oportunidades de marcar ademas de los polémicos penales que pudieron marcarse, pero no concretó y poco a poco el Barca igualó y también creo chances hasta que se volvió un partido que se rompió en medio campo y esto se debió principalmente a la ausencia de Busquets, que quedaba fuera del 11 por decisión técnica y que su lugar lo ocupo Rakitic y ademas de la incorporación de Fede Valverde en el Madrid.


Sin Busquets el Barca pierde salida si o si, ya que él es la válvula de escape de siempre y debido a su ausencia y a que Rakitic es de características más ofensivas, benefició al partido que planteo el Madrid, donde al no tener a "Busi" y la incorporación de Isco dejaba un hueco que aprovecho muy bien.

El partido llego a volverse un "me golpeas te golpeo", donde uno atacaba y el otro respondía y eso benefició un poco el espectáculo pero el Madrid siempre se vio muchísimo mejor, con mas variantes, que en el otro lado parecía que si no eran de las botas de Messi y uno que otro pase entre lineas de De Jong, que por cierto se esta convirtiendo en el amo y señor del medio campo blaugrana, no generaban peligro.


El Madrid del otro lado jugo su partido y lo jugo muy bien, con desmarques de Benzema exquisitos, con un Isco que flotaba y con la incorporación de Valverde que fue clave para liberar muchísimo a Tony Kross. En el segundo tiempo Ernesto Valverde, con la entrada de Arturo Vidal, le dio un poco de aire fresco al medio campo y una variante que no tenían, que era su subida siempre por detrás de la linea ofensiva del barca, acompañándolos casi como un 4 delantero.



"2010-11-29_Clasico05" flickr photo by Ungry Young Man https://flickr.com/photos/markusunger/5221488999 shared under a Creative Commons (BY) license


El partido rompía con genialidades del "10" argentino que puso mano a mano en varias ocasiones a sus compañeros y con las subidas de los laterales del Madrid que siempre recibían solos parecía que no se quedaría en empate el partido, o por lo menos no sin goles.

Al final el partido terminó 0-0 que, en términos generales no disgustaba a ninguno, pero que por las sensaciones que dejaron los dos equipos el Barca debería estar mas preocupado y como ya lleva siendo una constante desde que llego Ernesto Vaverde al banquillo, el estilo del barca se ha ido perdiendo y sobre todo la Messi dependencia es cada vez más marcada, aunque terminan sacando los partidos. Por lo contrario el Real Madrid se lleva un gran sabor de boca ya que jugo mucho mejor que el Barca y que Zidane ha logrado un conjunto que cada vez juega muchísimo mejor y que de cara a lo que viene debe estar contento.


Pese a todo esto, la sensación que me deja es que la hegemonía que habían ejercido estos dos en los últimos años poco a poco se ha hecho más y más pequeña, ya no es un dominio casi absoluto y equipos tan frescos como el Liverpool, el Manchester City, el PSG o inclusive la Juventus agradecen con propuestas muy pero muy buenas.


Un clásico que como siempre fue entretenido por lo que se juega pero que en comparación con los últimos años quedo muchísimo a deber, sobre todo por la calidad de fútbol, y el fútbol champagne al que ya nos habían acostumbrado en esta ocasión pareció más a un vino acuoso.


44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo